Estamos con los pueblos indígenas

Jorge Rojas: “Uno no sabe en qué momento el arquitecto ha encontrado la arquitectura”

El director del canal de entrevistas “Sesiones de Arquitectura” nos habla sobre el inicio y futuro de este proyecto, además de darnos sus apreciaciones sobre el presente de su universidad.

Publicado: 2015-12-08

Probablemente para muchas personas una de las cosas que más les sea más entrañable en la vida sea su casa. Bonita o fea, alquilada o comprada, grande o pequeña, nuestra casa es el inicio de todo, nuestra preparación hacia el mundo y nuestro encuentro con las primeras personas a las que les damos nuestro cariño. Por ello, cuando llega un momento en la que ésta se desmorona, en el que aparecen fuertes peleas entre sus miembros o cuando alguno de ellos la deja para un futuro “mejor” es inevitable que sintamos tristeza e incertidumbre hacia lo que venga luego de ello.

Algo similar es lo que siente Jorge Rojas respecto a su casa de estudios: la Facultad de Arquitectura de la URP. Le preocupa saber que su infraestructura tenga más empeoramientos que mejoras, que sus buenos profesores se vayan para recibir una mayor paga y aprecio, que su alumnado tenga mayor cantidad que calidad, entre otras cosas causadas en su mayoría por sus autoridades. Al igual que muchos alumnos que se dan cuenta de ello, y aprovechando que fue elegido autoridad estudiantil, él se animó a aportar un granito de arena antes de acabar la carrera para que esta situación cambie, y así nació Sesiones de Arquitectura, un canal en Youtube que de la mano de sus compañeros Luis Angulo y Ricardo Herrera fue creado para mostrar dentro y fuera de su alma máter que ésta y sus egresados son valiosos y que pueden seguir siéndolo. ¿Por qué cree eso? Pues que él mismo nos lo diga.

(YOUTUBE / SESIONES DE ARQUITECTURA)


¿Por qué sientes que este proyecto debía ir de la mano con el Tercio Estudiantil?
Siempre he creído que en la Facultad (de Arquitectura de la URP) hay una falta de decisión, de respaldo y de seguridad: tenemos tantos buenos egresados y docentes que irónicamente la mayoría no enseñan en la Facultad y sus casas de estudios son ahora la PUCP, la Universidad de Lima, la UPC o alguna otra donde valoran mejor su trabajo; y me parece necesario generar un nexo entre el estudiante y su facultad. Ya que éste no existía entonces dije: “bueno, voy a ‘aprovechar’ que tengo este cargo de autoridad estudiantil dentro de la Richi, de donde han salido todos estos arquitectos, para decirles que quiero entrevistarlos para difundir una noción de identidad y vínculo de los estudiantes para su Facultad”, y así volver a figurar en el mapa digital por medio de páginas como Bitácora (Arquitectura Peruana), Grandes Éxitos (de la Arquitectura Peruana), Plataforma Arquitectura o Arcadia, y ese reaparecer me parece necesario para una Facultad de Arquitectura que es considerada una de las mejores del Perú.
¿Cómo y con quiénes surgió la idea de llevar a cabo esta iniciativa?
Nació solo. Si bien para enero ya era miembro del Tercio Estudiantil hasta ese entonces no había hecho nada más que ir a las citas de Consejo de Facultad y algunos trámites burocráticos de la universidad. Uno de esos días estaba en mi estudio y me puse a ver videos de entrevistas a arquitectos conocidos en nuestro medio, y en una que le hicieron a (Javier) Artadi éste dijo: “yo encantado de conversar: cuando alguien quiera conversar conmigo sobre arquitectura que me pase la voz”. Ya que no perdía nada me animé a escribirle para entrevistarlo con motivo de que la gente sepa qué es lo que sale de la Facultad, me dijo que ya y me recibió muy cordial. Para preparar las preguntas planteé previamente un canal en Youtube con cinco preguntas ya establecidas mas dos restantes que nos mande la gente, y como esto nunca se había hecho con el Tercio al principio empecé consultando a unos amigos qué le preguntarían para tener un respaldo; al final la entrevista salió bacán, sentí que con el solo conversar aprendí bastante y así nació. Luego le conversé esto a Luis (Angulo), lo vi entusiasmado con lo que le conté y por ello le pregunté si quería estar en este proyecto conmigo, a lo cual aceptó feliz. Con ello quedamos en ir a conferencias para “cazar” arquitectos, y como tenía la etiqueta de representante estudiantil de la URP nos recibieron con los brazos abiertos y contentos de que haya un interés de difusión de lo que sale de la Facultad.
A la hora de elaborar estas preguntas, ¿qué consideras que es lo más importante a la hora de entrevistar a un arquitecto?
Por mi parte siempre he tenido ese bicho de investigar quiénes eran los que estaban formando para bien o para mal la ciudad de hoy: haber revisado su obra, haberlo escuchado en conferencias o haber leído algún libro suyo. De hecho antes de cada entrevista nos pasábamos hasta dos amanecidas leyendo y leyendo todo lo que habían hecho, lo que en algunos casos era difícil por la poca publicación existente sobre sus obras. Además Luis y yo nos preocupábamos bastante de que las preguntas estén bien redactadas, pues nos era un temor preguntar algo y que nos digan “no entendí tu pregunta”.
De las preguntas que formulaban había una que siempre se convertía en un embrollo a la hora de responder, por lo cual te pregunto lo siguiente: ¿Por qué crees que es tan difícil definir qué es arquitectura?
Esa pregunta tranquilamente podía ir al final de nuestras entrevistas, pero la poníamos al principio porque creo que cuando le preguntan a un arquitecto qué es arquitectura tiene que hacer una revisión de 360 grados de todo lo que han aprendido, proyectado o dibujado. Justamente creo que es complicado por eso: uno no sabe en qué momento el arquitecto ha encontrado la arquitectura. Además, como dijo (Enrique) Ciriani alguna vez: “la arquitectura es el estilo de vida de cada arquitecto”; todos somos un mundo, y hallar una respuesta para todo eso que te compone a cualquiera le chocaría. Por eso la poníamos al principio, pues se trataba de un duchazo de agua fría a lo que tienes que responder y una vez hecho ya iban más encaminados para que la entrevista fluya.
Luego de haber realizado estas entrevistas, ¿cuáles son las principales conclusiones que puedes sacar de todo lo dicho por los entrevistados?
No quiero sacar una conclusión ahora porque siento que no estoy en condiciones para hacerlo y que me falta mucho por ver como lo que hacen URKO o CITIO. Hay lugares y personas a las cuales aún no hemos llegado que nos darían una visión más amplia de lo que es la arquitectura: desde el trabajo social hasta un proyecto arquitectónico propiamente dicho.
Tu labor como miembro del Tercio acaba de concluir. ¿Con ello las Sesiones de Arquitectura también?
No lo sé, y tenemos tres entrevistas que por cuestiones de tiempo no hemos podido publicar. La verdad no creo que haya terminado, lo que no sabemos con Luis (Angulo) ni Ricardo (Herrera) ni yo es si lo vamos a terminar nosotros o si le vamos a dar la batuta al nuevo Tercio Estudiantil. Queremos que Sesiones de Arquitectura sea un legado para nuestra Facultad, algo constante y una plataforma de difusión arquitectónica no solo para la Facultad de la URP sino para cualquier estudiante de arquitectura. A mí no me interesa mucho el crédito de quién lo hizo primero o quién lo hará ahora ni nos importó en ningún momento

Uno de los eventos realizados durante su gestión como miembro del tercio

.
Ya que hablas de legados quería consultarte sobre tu labor en el Tercio que participaste. ¿Qué consideras que ha sido lo positivo y negativo de su gestión?
Respecto a lo positivo creo que hemos impulsado la crítica, el debate y el diálogo entre arquitectos y estudiantes, la cual es fundamental. Yo jamás me imaginé tener a Ciriani en la Facultad o juntar a los arquitectos de “Arquidea”, de hecho esa reunión no fue tanto para que la gente diga “ah, qué chévere lo que hacen” sino porque mal que bien son un símbolo para la Facultad. La Semana FAU también me gustó, y por supuesto el concurso para habilitar el quinto piso que si bien ya era algo que venía de atrás lograrlo fue muy bonito. Ahora, en cuanto a lo negativo creo que hemos dejado muy de lado la política universitaria. Al menos lo que yo sentí es que cuando uno asume el cargo de Tercio se encuentra con dos caminos: o entras a la lucha de cambiar la Facultad desde la cabeza, llámese Rector o Decano, o atacas directamente el problema de que no haya una preocupación por los estudiantes, ya sea haciendo conferencias, concursos y entrevistas. En nuestro caso optamos por lo segundo, y eso trajo consigo descuidar el hacer algo a largo plazo.
Durante las últimas elecciones estudiantiles recuerdo un comentario tuyo en el cual decías entre otras cosas que durante su gestión tuvieron que lidiar con corrupción y con malos manejos por parte de las autoridades. ¿Te reafirmas en ello?
En la URP para cada cosa que se quiera hacer, como por ejemplo comprar hojas bond o pedir algún presupuesto, te ponen mil trabas. Recuerdo que por ejemplo para hacer conferencias pedíamos un presupuesto bien básico, y pese a que éramos el Tercio nos mandaban a hacer un papeleo inmenso. En el caso de malos manejos de las autoridades cuando hacíamos varios pedidos de financiamiento a nuestra Facultad el arquitecto encargado del Área de Planificación nunca nos daba el apoyo necesario pese a tratarse de temas para el bien de su Facultad. Otra cosa: en la Torre (de la Administración General de la URP) normalmente seleccionan a sus “amistades” con las que arman un círculo cerrado, y como ahí saben que nosotros no estamos de su lado en principio nos ponían trabas por todos lados, pero a las listas políticas que salían de ahí les daban la facilidad de subir a la torre cuando se les diera la gana y a pedirles favores.
¿Qué tipo de favores?
Que permitan matricularse a un estudiante en algún curso pese a estar suspendido, recibir becas o algún otro beneficio. En verdad es toda una maraña que se esfuerzan en tapar.
En base a esto que me comentas, ¿qué hace falta en la “Richi” para que sus alumnos que actualmente salen como arquitectos digan sin pensarla más de dos veces que salen de una de las mejores facultades de arquitectura?
Falta apoyo al estudiante, desde lo cultural hasta lo referido a infraestructura. La Facultad está muy descuidada y no hay un entusiasmo por hacer algo mejor. Si bien en Consejo de Facultad se discuten temas en favor de la Facultad se queda en la mesa con cosas como “sí, hay que hacer esto, mover aquello, impulsar lo otro, llamar a tal” y nunca se va más allá. Falta una mayor coordinación, y más amor a la Facultad por parte de las autoridades.
Para terminar, ¿ves una solución a ello en un futuro?
Sí, porque como muchos dicen: la Facultad aún respira no por sus docentes ni autoridades, sino por sus estudiantes. Si no fuera por nosotros la Facultad se iría al tacho. Hay mucho ímpetu de los estudiantes por hacer cosas, ya sea para la Richi o no, pero esa motivación existe.
La yapa: Nómbrame un arquitecto, una obra, un libro y dime qué es la arquitectura para ti.
Un arquitecto: Ben van Berkel, una obra: las Termas de Vals, un libro: “Pensar la Arquitectura” de Peter Zumthor. ¿Y qué es la arquitectura para mí? (Largo silencio) Aprender todo para darle lo mejor a los demás.

Con sus socios Luis Angulo (IZQ.) y Ricardo Herrera (Der.) 



Escrito por

Juan Carlos Gonzales

Arquitecto con aires de periodista y sueños de músico. @JuankGonzales


Publicado en

Maquetas Aparte

Momentos de arquitectura y mucho más: entrevistas, noticias, columnas, etc. Síguenos por Facebook y Twitter.