#CómoSalimosDeEsta

¿Quiénes son los idiotas en Lima?

Reflexiones que los arquitectos y estudiantes deberíamos hacernos a la hora de transmitir mensajes a la ciudadanía.

Publicado: 2015-05-08

Hace poco tuve la oportunidad de asistir a un par de conferencias en el MAC de Barranco (van a haber más, les dejo el link) en las cuales se expusieron distintos análisis sobre qué es lo mejor para una ciudad, la importancia del arquitecto a la hora de moldearla y por qué Lima es lo que es hoy. Entre los muchos mensajes y conclusiones que pude rescatar de las mismas podría resaltar algunos como lo vital que es para una ciudad generar espacios públicos amigables con el peatón, los daños colaterales que terminan generando las vías expresas, la importancia de la vocación pública que los arquitectos deben tener con su entorno y lo relevante que pueden llegar a ser los habitantes de una ciudad cuando se manifiestan contra las imposiciones negativas de sus autoridades.

Sobre esto último me gustaría hacer énfasis, porque en la última charla que asistí (y en la cual los ponentes fueron Sharif Kahat y Marta Morelli de K+M Arquitectos) se conversó bastante sobre este punto entre todos los participantes al final de la conferencia. Se dijo de todo un poco: que los arquitectos y estudiantes deben manifestarse con mayor constancia y con posiciones firmes, que el actual alcalde de Lima es un imbécil (sí, así lo dijeron todos los que intervinieron), que el 50% que aprueba su gestión lo son aún más y que nos están fregando al resto, que la labor del arquitecto está menospreciada en nuestro país, etc. En resumen: si los ciudadanos nos escucharan a nosotros los arquitectos y nos hicieran caso los problemas de nuestras ciudades lograrían tener solución.

viviendas en villa maria del triunfo, lima (fuente: arquitecturahuachafa.blogspot.com)

Hasta cierto punto concuerdo con muchas de estas reflexiones, pero ¿en serio somos los arquitectos los sabios en medio de todo este desmadre urbano? Me explico: muchos de los opositores a Luis Castañeda (con muchos arquitectos entre ellos) aseguran que quienes le dan su respaldo son personas amantes de la criollada, conformadas con el desorden y la informalidad y con bajo nivel intelectual en cuando a qué es lo mejor para ellos. Yo me pregunto: ¿será verdad que son tan idiotas o simplemente no los comprendemos? ¿realmente no sabrán qué es lo mejor para ellos? ¿no tendrán acaso buenas razones para tomar las decisiones que toman en su día a día? ¿y no será que nuestras propuestas no son lo que ellos anhelan?

Desde mi humilde punto de vista sugiero que antes de criticar y tratar de hacer "recapacitar" a nuestros ciudadanos sobre nuestra realidad los arquitectos debemos entender que no solo estamos hablándole a colegas y conocedores, sino también a profesionales de varias ramas y a personas de distintas realidades que incluyen a quienes no se hacen problema al vivir en una invasión. Ellos también saben y han vivido muchas cosas que nosotros no, y si no somos conscientes de ello nuestras opiniones no pasarán de simples recomendaciones que solo leemos o escuchamos entre nosotros mismos y nuestra labor no pasará de diseñar edificios con formas raras. Salgan y háblenle a la población, pero por favor háganse entender.


Escrito por

Juan Carlos Gonzales

Arquitecto con aires de periodista y sueños de músico. @JuankGonzales


Publicado en

Maquetas Aparte

Momentos de arquitectura y mucho más: entrevistas, noticias, columnas, etc. Síguenos por Facebook y Twitter.